Terapia Adolescentes

Sobre la Terapia Adolescentes

La adolescencia es una fase de transición entre la etapa de la niñez y la edad adulta y pueden surgir problemas relacionados con la identidad, crisis, inseguridades, falta de autoestima, problemas familiares y/o con la autoridad, problemas de relación, bajo rendimiento escolar y otros problemas que pueden dificultar su sana evolución y adaptación. 

Es normal que sientas confusión en esta época, tu cuerpo cambia, tu imagen, tus hormonas, tus relaciones con los padres y las amistades, y es que ya no quieres ser un niño o niña, pero tampoco eres un adulto y sigues necesitando a los adultos más de lo que te gustaría y todo esto puede provocarte desequilibrios en tu estado de ánimo y falta de armonía en casa y a fuera. 

Sabemos que a veces es difícil para ti encontrarte contigo mismo, quererte, aceptar el mundo como es y que te tambaleas, que te sientes desadaptado. Si es así, pruébala, la terapia con adolescentes es necesaria y te ayudará a conocerte y a sentirte mejor. 

La terapia suele funcionar muy bien con los adolescentes, ya que es un espacio seguro en el que os podéis sentir por fin escuchados y podéis colaborar abiertamente y a vuestro ritmo en todo el proceso.

De la misma manera, nuestras las orientaciones y sugerencias terapéuticas generalmente son bien recibidas por vosotros, los padres, que os sentís desbordados en las actuaciones con vuestros hijos y encontráis en el terapeuta un apoyo para poder seguir adelante. 

No todos los adolescentes viven estos cambios de la misma manera, depende de muchas variables, como el entorno familiar o escolar, las experiencias personales vividas anteriormente, y de las características personales de cada joven. Lo que sí está claro es que se trata de una época difícil, tanto para los propios adolescentes, como para los padres y educadores. 

Son las relaciones familiares las que más sufren en esta época. Muchas veces, la búsqueda de independencia entra en conflicto con las normas que los padres les imponen, y una respuesta habitual es la rebeldía. 

Es importante que los padres sepan mantener la calma y la firmeza, aprendan a no ponerse a la altura de los adolescentes en las discusiones y tengan claro que no van a perder a su hijo si son capaces de superar esta etapa con serenidad, aceptando los cambios que sus hijos van sufriendo. 

La resolución de conflictos en la adolescencia suele ser exitosa casi siempre, aunque para ello haga falta dosis muy grandes de paciencia por ambas partes. En algunas ocasiones los conflictos no se resuelven y se vuelve necesaria la orientación y apoyo del psicólogo, tanto para los padres como para los hijos. 

¿En qué podemos ayudarte?

Dificultades emocionales y de conducta

Trastornos alimenticios

      Violencia de género

      Ausencia de protección en las relaciones sexuales

      Alcohol y drogas

      Adicciones sin sustancia (internet, móviles.)

      Actitud temeraria y rebeldía

      Problemas de relación (timidez, introversión)

      Baja autoestima

      Problemas de imagen corporal

Dificultades en el rendimiento académico

Falta de hábitos y técnicas de estudio

      Falta de motivación hacia los estudios

      Bajo rendimiento o fracaso escolar

Contáctanos

Estamos encantadas de conocerte, ayudarte y asesorarte. Puedes ponerte en contacto con nosotras en horario de atención de lunes a viernes de 10 a 20 por teléfono o dejar tu mensaje. Te responderemos a la mayor brevedad posible.

Avenida de España 2, 3°6 28903 Getafe, Madrid