¿En qué podemos ayudarte?

EMDR (Eye Movement Desensitization  and Reprocessing) es un método utilizado en psicología que consiste en utilizar lo que se denomina “Estimulación Bilateral”. 

Gracias al uso de la “estimulación bilateral” logramos la desensibilización de las situaciones traumáticas al producir una sincronización de los hemisferios cerebrales, lo que provoca el reprocesamiento de la información y la desaparición de la sintomatología. 

La eficacia de la técnica EMDR ha sido comprobada en numerosos estudios  

La Doctora Shapiro estudió científicamente este efecto en 1989 con excombatientes de la guerra de Vietnam y con víctimas de abuso sexual, y comprobó que esta técnica reducía de manera significativa los síntomas del trastorno por estrés post traumático. 

EMDR ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del trauma, pero también en otros problemas como ansiedad, dolor crónico, pérdida y duelo, fobias, fobia social, adicciones y disfunciones sexuales.

En EMDR aplicamos un protocolo de 8 fases en las que la persona evoca algún recuerdo de la situación traumática, mientras, el terapeuta realiza la estimulación bilateral del cerebro del paciente. Hay diferentes maneras de hacerlo: 

  • Inducir unos movimientos oculares rápidos, similares a los que se producen de manera espontánea durante la fase del sueño REM. Ese movimiento rítmico de los ojos ayuda a resolver los traumas emocionales. 
  • Realizando “tapping” (dando pequeños golpecitos en ambos lados del cuerpo). 
  • Mediante la alternancia de sonidos en ambos oídos. 

EMDR se basa en la idea de que el trauma se instaura porque la información no se puede asimilar de forma adaptativa en ese momento, sino que permanece bloqueada de forma desadaptativa en el cerebro y la persona no logra integrarla emocionalmente, por lo que los sonidos, olores, pensamientos, imágenes y sensaciones vinculados al hecho traumático se quedan anclados en el cerebro emocional. 

Esta técnica, en un primer momento, evoca los diferentes componentes del recuerdo traumático y más tarde, estimula la integración racional. De hecho, a menudo las personas que se someten a la terapia EMDR recuerdan otras situaciones o experiencias que, de alguna manera, están conectadas o relacionadas con el evento traumático. 

Al realizar esas asociaciones, logran darle un significado a la vivencia traumática y la insertan en su sistema cognitivo. De esta forma, las personas eliminan el miedo, el temor o la desesperación, pues comprenden que en la actualidad esas emociones no tienen razón de ser y pueden llegar a sentir que el pasado, pasado está, reprocesando el recuerdo e instalando creencias adaptativas en el momento presente. 

En el año 2009, el APA (Asociación Americana de Psiquiatría) reconoció la terapia EMDR como la más eficaz para el tratamiento del trauma y sus consecuencias y es recomendado en la actualidad por las autoridades en salud mental en países donde hay problemas de violencia terrorista además de ser utilizado en organizaciones que tratan frecuentemente con víctimas de trauma y catástrofes.

Contáctanos

Estamos encantadas de conocerte, ayudarte y asesorarte. Puedes ponerte en contacto con nosotras en horario de atención de lunes a viernes de 10 a 20 por teléfono o dejar tu mensaje. Te responderemos a la mayor brevedad posible.

Avenida de España 2, 3°6 28903 Getafe, Madrid